Eliminación de Tatuajes con Laser Q-Switch


NÚMERO DE SESIONES NECESARIAS: Algunos de los factores que influyen en el número de sesiones necesarias para quitar un tatuaje son:

  • COLOR DEL TATUAJE
  • TIPO DE TATUAJE
  • LOCALIZACIÓN CORPORAL
  • COLOR DE LA PIEL
 
¿CÓMO SE REALIZA EL TRATAMIENTO?
 
 El tratamiento se realiza con el láser Q-Switch que combina las longitudes de onda de 1064nm y 532nm , lo que permite eliminar la gran mayoría de pigmentos.
Se ajustan los parámetros del láser y se comienza a disparar sobre el tatuaje. El láser actúa fragmentando las partículas de pigmento en partículas de tamaño mucho más pequeño que permiten que nuestro organismo las reabsorba y las elimine posteriormente a través del drenaje linfático.
Una vez finalizada la sesión, que en general es rápida, gracias a que el láser emite a 5Hz (es decir, 5 impactos por segundo), se aplica pomada antibiótica y se cubre la zona tratada con una cura oclusiva. Las curas deben realizarse a diario hasta que la piel se recupera de la sesión.
En el transcurso de 4 a 6 semanas nuestro metabolismo irá eliminando las micropartículas de pigmento. No deben pasar más de 8 semanas entre sesión y sesión ya que hay estudios que demuestran que el proceso de eliminación se ralentiza.

El láser Q-Switch es muy versátil y produce resultados excelentes en el tratamiento de tatuajes. Las complicaciones son mínimas.

ANESTESIA:
Esta técnica es prácticamente indolora aunque en casos de tatuajes extensos o de tener una alta sensibilidad al dolor se puede aplicar anestesia tópica una hora y media antes de la sesión.
 
RECOMENDACIONES PREVIAS A LA SESIÓN:
Aplicación de la pomada anestésica 1 hora y media antes del tratamiento.
No tomar el sol ni hacer sesiones de rayos UVA 10 días antes del tratamiento.
  
CUIDADOS POSTERIORES:

Inmediatamente después del tratamiento se producirá enrojecimiento e hinchazón de la zona tratada.
Puede tener una sensación de escozor o quemadura después del tratamiento, generalmente esta sensación cede unas horas después del tratamiento.

• Aplíquese frío, le ayudará a reducir las molestias y disminuirá la hinchazón y el enrojecimiento.
• Evite frotar o rascar la zona que ha sido tratada.
• Aplicar una pomada antibiótica cada 8 horas de 5 a 7 días.
• Aplicar una crema regeneradora 3-4 veces al día hasta que la cicatrización se haya completado.
• Procure evitar baños, duchas muy calientes, saunas y ambientes calurosos durante estos días posteriores a su tratamiento.
• Utilice un jabón neutro para lavar la zona tratada. No frote ni use esponjas ásperas sobre estas áreas. Secar con una toalla limpia presionando suavemente sobre la zona y sin arrastrar inmediatamente después del lavado.


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario